Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 16 de octubre de 2013

Las Curaciones Milagrosas


 LAS CURACIONES MILAGROSAS

                                                                                                                       Gonzalo   Echeverri  Uruburu

                                                                                                                        gonech@hotmail.com

Colombia  está  de plácemes  con el reconocimiento de la madre Laura Montoya  como santa de acuerdo con las normas y criterios  de la Iglesia Católica. Como bien se sabe, para el efecto se tienen en cuenta, ante todo, sus virtudes excepcionales, pero también como requisito indispensable  que por su mediación se hayan cumplido  al menos dos  milagros, que son  hechos extraordinarios que por definición sobrepasan las leyes naturales y que se atribuyen al poder sobrenatural de Dios, en este caso la curación  de dos enfermos terminales  desahuciados

¿Tiene la ciencia  algo que decir  sobre estos hechos ?.En primer lugar  hay que precisar que no todo fenómeno  extraordinario puede clasificarse como milagro : ni el conocimiento extrasensorial  de hechos distantes , ni la anticipación del futuro, ni obrar  con la mente sobre la materia, ni las curaciones en principio inexplicables constituyen, necesariamente, violación de las llamadas  leyes  naturales, porque pueden implicar , en realidad , leyes  desconocidas. El concepto mismo de “milagro” puede cuestionarse porque  ¿quién puede saber hasta dónde llegan dichas leyes,  que son-no lo olvidemos - apenas probabilidades estadísticas ?.Hay muchas cosas inverosímiles  que la ciencia  ha demostrado pueden ocurrir como por ejemplo la teletransportación instantánea de información o que una partícula subatómica pueda modificar acontecimientos ya sucedidos según  experimentos del ya famoso Anton Zeilinger de la Universidad de Viena. Es por ello que G. Zukav escribió que “…las contradicciones al sentido común forman el corazón de la nueva física… el mundo tal vez no es lo que nosotros pensamos..” .El propio Einstein había dicho, asombrado, que “si una idea no parece absurda  de entrada , pocas esperanzas hay para ella”.

En la historia humana los hechos inexplicables abundan en todas las épocas, en todos los lugares. Filósofos respetables como Filóstrato, Demócrito y Pitágoras, por citar solo unos cuantos dan fe de ellos .Y del gran Apolonio de Tiana se refiere incluso haber obrado resurrecciones. En nuestros días un escéptico y racionalista investigador español, Pepe Rodríguez, en su obra Curanderos, el viaje hacia el milagro  se ve obligado a reconocer  las curaciones extraordinarias después de haber estudiado a decenas de curanderos, “ No sabemos qué sucede ni por qué sucede, pero es bien evidente que sucede”, escribe.

Estamos, pues, en el límite movedizo entre la magia y el ocultismo , la religión y los fenómenos psíquicos. La ciencia como tal, sin embargo, no puede concluir  que la intervención de seres o energías espirituales no puede ocurrir .El propio Pepe Rodríguez, un incrédulo  antirreligioso declarado, reconoce que muchas curaciones se efectúan con la invocación de entidades espirituales “estoy seguro- dice en la obra citada- que hay personas que ven, oyen y reciben instrucciones de entidades que no pueden calificarse de físicas…”

Desde el punto de vista del ocultismo tradicional, que a pesar de su perversión por obra de toda clase de charlatanes, obedece  a verdaderas leyes  desconocidas por la ciencia , nuestro mundo visible es sólo una pequeña parte de la realidad. Hay múltiples mundos sutiles que se interpenetran con el mundo denso que  percibimos, mundos llenos de vida  , de seres y  energías  que en determinadas condiciones pueden interactuar  con nuestra dimensión que es la de más baja vibración .Ch.W. Leadbeater, uno de los grandes maestros del moderno ocultismo y tal vez quien mejor ha  explicado  estas otras dimensiones de la realidad,  comenta que” aunque en su gran mayoría inconscientes de ello ,pasan los hombres toda su vida en medio de un vasto y poblado mundo invisible” .Y dice en su obra  Protectores Invisibles  que  los muertos pueden intervenir en los asuntos humanos, aunque, precisa, esto ocurre en muy raras ocasiones  porque su evolución espiritual  debe continuar en otros niveles de realidad.

En un contexto religioso la fe puede desencadenar, con su intenso dinamismo, poderosas energías curativas, hay centenares de  pruebas de ello. Pero también podría provocar la intervención de agentes espirituales desencarnados; es una posibilidad que no puede negarse en nombre de la ciencia porque ni esta ni nadie sabe cuáles son los límites de nuestra la realidad, o si hay diversas realidades  que pueden conectarse entre si. Ser un físico importante  discípulo de Nobel Max Born, no le impidió a Walter  Heitler decir que” lo espiritual  fluye hasta el hombre desde un mundo trascendente”.

La cultura humana  se encamina hacia un nuevo paradigma integrador  en el que ciencia y religión se reconcilian. Casos como el las curaciones extraordinarias  atribuidas a la madre Laura nos confirman  en lo que el destacado biólogo Bruce H.Lipton , uno de los creadores de la epigenética, dice : “ creo de corazón que sólo cuando ciencia y espíritu se unan de nuevo dispondremos de los medios necesarios para crear un mundo mejor “.

 

 

  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario